Banquete: los mejores consejos contra los sentimientos completos & Co.

para un buen presentimiento

Ganso asado, albóndigas y col lombarda, postres celestiales y vino delicioso, tal Nochebuena puede ser deliciosa. El mal despertar a menudo sigue al día siguiente: el estómago pellizca, presiona y retumba tan fuerte que la contemplación ya no es una opción. No tiene que ser así. Si prestas atención a algunas cosas pequeñas mientras comes, puedes comenzar el fin de semana de Navidad relajado.

Esta noche, en muchas mesas de comedor en todo el país, dice: "¡Disfruta de lo que se necesita!". Pero el menú festivo a menudo se convierte en un aterrizaje desagradable: la sensación de estar lleno, la presión estomacal y los problemas digestivos afectan a los conocedores de Navidad al día siguiente. Con algunos pequeños trucos, puede prevenir eficazmente las típicas quejas de vacaciones.

Los mejores consejos para un buen presentimiento

  • Siempre tranquilo Si come en un ambiente relajado en lugar de comer el asado en un ajetreo agitado, le está haciendo un favor a su estómago.
  • La palabra mágica es disfrute: en lugar de hondas, debes celebrar la fiesta. Primero huele, luego prueba: el aroma de los alimentos estimula el flujo de la memoria y, por lo tanto, exige una digestión posterior.
  • Actitud, por favor! Sentarse derecho a la mesa es bueno para el estómago. Una postura torcida y doblada dificulta la digestión.
  • La masticación completa ayuda: tragar estresa el estómago y los intestinos. Cada bocado se debe masticar el mayor tiempo posible.

SOS Ayuda

Si todo no funciona, la ayuda de SOS debe estar lista al día siguiente. Una botella de agua caliente ayuda con los calambres abdominales agudos. Si se siente lleno, incluso un pequeño masaje de punto de presión debería ayudar. Para hacer esto, imprima y masajee un punto en la pantorrilla externa durante al menos cinco minutos. Tiene aproximadamente una mano debajo de la rótula. Este punto de presión estimula la actividad digestiva.