¿La cancelación de la cena te ayuda a perder peso?

Sin embargo, no todos logran conciliar el sueño sin cenar y ayunar durante 12 a 14 horas hasta el desayuno sin compensarlo en otras ocasiones con altas calorías. Los partidarios de la cancelación de la cena quieren unir la hormona de engorde insulina. Creen que si burbujea con demasiada frecuencia y con demasiada fuerza, siempre tiene hambre y se enferma y engorda a la larga. Por otro lado, aquellos que llaman poco de la sustancia mensajera viven más saludables y les resulta más fácil mantener su figura. Innumerables alimentos con alto contenido de azúcar y alto contenido de azúcar hacen que el nivel de glucosa aumente y, por lo tanto, desencadenan la hormona. Reduce el nivel de azúcar en la sangre y garantiza que cada célula abra su puerta al proveedor de energía. Si no hay nada para comer por un tiempo, el nivel de azúcar en la sangre disminuye. Todo esto sucede día tras día, pero especialmente en la noche, cuando no comemos durante mucho tiempo y dormimos profundamente. Cuanto más dure el descanso nocturno en ayunas, mejores expertos respetados de hormonas dicen. Sin embargo, nadie sabe exactamente cuán importantes son estas relaciones para perder peso. Para los italianos conscientes de la figura, por ejemplo, les gusta comer su comida principal como muchos otros países mediterráneos al final de la noche; no quieren saber nada sobre la cancelación de la cena. Más importante que irse a la cama con un estómago que gruñe por la noche, es probable que mantenga el nivel de azúcar en la sangre lo más bajo posible. La mejor manera de hacer esto es hacer mucho ejercicio. También es bueno seguir comidas fijas y comer alto contenido de fibra.