Los 8 mejores remedios caseros para los resfriados

Incluso el verano más bello pasa ... Y el primer enfriamiento es más rápido de lo que pensamos. Afortunadamente, existen remedios caseros suaves que se pueden usar a la primera señal de un resfriado.

  • Página 1/2
  • página siguiente ›

Remedios caseros para los resfriados: consejos 1–4

1. Dormir lo suficiente

El sueño es el principio y el final si desea prevenir un resfriado emergente o combatir un resfriado existente. Porque mientras dormimos nuestro cuerpo puede recuperarse, recargarse y regenerarse. Además, nuestro sistema inmunitario es particularmente activo durante el sueño. Cuando se enfríe, asegúrese de tener la temperatura ambiente y el techo correctos. No debe sudar ni congelarse mientras duerme.

2. Presta atención a la higiene.

Los resfriados son causados ​​por virus y los antibióticos no ayudan contra ellos. Con una buena defensa física, puede mantener alejados estos virus. La higiene adecuada también ayuda. Lávese bien las manos después de usar el baño. Incluso después de viajar en el autobús o el tren y usar la cocina comunitaria en la oficina, lavarse las manos no puede causar ningún daño, porque los virus del resfriado sobreviven hasta tres horas fuera del cuerpo humano. Asegúrese de usar jabón cuando se lave las manos y también limpie los espacios entre los dedos. 20-30 segundos por ciclo de lavado es óptimo.

Esta medida de higiene también lo protege contra gérmenes multirresistentes. Evita que las bacterias del medio ambiente permanezcan en las manos y entren al cuerpo a través de las membranas mucosas a través del contacto mano-cara. Puede leer más sobre el tema de los patógenos multirresistentes en la nueva página de temas del Techniker Krankenkasse.

3. Bebe té de jengibre

Si siente que se está resfriando, asegúrese de beber té de jengibre. Porque el jengibre tiene un efecto antiinflamatorio y expectorante. Los aceites esenciales contenidos en la cera del tubérculo son similares en su composición al ácido acetilsalicílico (aspirina). Para un té, es mejor cortar un trozo de raíz de jengibre de 5 cm en rodajas finas y verterlo con agua caliente. Déjalo reposar durante 8-10 minutos. Si el té de jengibre es demasiado picante, puede endulzarlo con miel o jarabe de agave. Puede beber té de jengibre varias veces al día durante el período de enfriamiento. La miel también ayuda contra el dolor de garganta y dolor de garganta. Solo agregue la miel después de que el té se haya enfriado un poco. El calor puede destruir las enzimas curativas.

4. Manzanilla contra secreción nasal.

Una nariz que corre constantemente no solo es pesada, sino también incómoda. Que ayuda Un baño de vapor con manzanilla. Simplemente vierta 1-2 puñados de manzanilla con agua caliente. Inhale el vapor resultante durante aproximadamente 10 minutos.

Descripción general de este artículo

  • Página 1/2
  • página siguiente ›
  • Página 1: remedios caseros para los resfriados: consejos 1–4
  • Página 2: remedios caseros para los resfriados: consejos 5–8